Sakiru y los Cuatro Espíritus Aztecas

Hace un tiempo atrás  antes de que los colonizadores llegaran a Colombia existió una civilización muy avanzada para su época, se llamaban los jaminaqui ellos tenían una gran imaginación y una fe inmensa; pero no es en los jaminaquinos en quienes me quiero enfocar. Había uno de ellos que era excepcional en todos los sentidos, era un chico de 10 años; inteligente, amable y sobretodo compasivo. Era un gran líder entre sus amigos, él era Sakiru hijo de Navea y Rokuske.  Aunque tenía todas estas cualidades nadie lo tomaba enserio porque era muy pequeño.

Un día la aldea de los aztecas atacó a los jaminaquinos y secuestró al gran chaman y a kimimaro el líder de la tribu. Los aztecas querían sacrificar a los dos prisioneros y con esto causar la caída de los jaminaqui.  Los aztecas debían aguardar a que la luna llena llegara y en ese momento los sacrificarían; Sakiru, en la batalla contra los aztecas perdió a su padre y a sus dos mejores amigos, él no iba a dejar que kimimaro muriera en manos de los aztecas, así que se armó de valor y fue a rescatarlos antes de que saliera la luna llena. Antes de partir la hija de la gran chaman le dijo que en su viaje se encontraría con 4 espíritus aztecas, quienes lo pondrían a prueba. Si él no las realizaba correctamente nunca volvería. Sakiru emprendió su viaje y a los 3 días de camino se encontró con el primer espíritu Quetzalcóatl quien se le apareció como una serpiente pero esta era diferente porque tenía plumas este lo reto a resucitar a un muerto aunque sakiru no lo sabía cómo hacer para resucitar un muerto acepto pero antes tenía que darle hilo para poder resucitarlo la serpiente acepto y le entrego unos hilos y le dio un muerto para resucitar el niño amarró los hilos en sus manos, en sus pies y en la cabeza del muerto, entonces se subió en un árbol y empezó a decir revive muerto revive que tu líder te está llamando, movió los hilos levantando al muerto y cuando se levantó la serpiente se sorprendió por que un simple humano pudo resucito un muerto. Entonces lo dejo pasar, después de un largo recorrido el niño encontró el segundo espíritu Tláloc quien se apareció en una nube de lluvia, el reto que le impuso al joven fue el de hacer que una flor casi marchita floreciera de nuevo el chico acepto pero le dijo que primero hiciera que callera una lluvia sobre ellos, el espíritu invocó la lluvia y calló sobre ellos.  Luego sakiru dijo que el agua se junte con la planta y el sol caiga sobre está, cuando terminó la flor empezó a abrirse y el chico paso la segunda prueba. Así, siguió su camino y paso la tercera prueba que fue contra el espíritu Chalchuitlicu que se le apareció como un pez y le impuso que tenía que crear un arcoíris el chico acepto pero aquel espíritu le tenía que dar mucha luz del sol y una jarra llena de agua, el espíritu le dio lo que él pidió. Sakiru lanzó el agua al cielo y se formó el arcoíris.  Luego cuando la luna ya estaba lista para salir, el joven se encontró con el último espíritu llamado Huitzilopochtli, se le apareció como un guerrero azteca y lo mando a luchar contra una mujer azteca; Sakiru aceptó pero le tenía que dar una espada que cortara cualquier cosa incluso a un espíritu.  Él le concedió la espada y mientras el espíritu estaba distraído el chico le corto la cabeza y la escondió entre la tierra cuando llego al monte del sacrificio lucho con todas sus fuerzas y salvo a kimimaro quien lo nombró como el segundo líder de la tribu.

Oscar Santiago Frisneda Calderón, 8º Grado, Centro Educativo Paulo Freire

Anuncios

Tres Señores Valores

Alfredo; desde muy chico siempre le llamó la atención la naturaleza, desarrolló ese respeto y ese amor que por todo lo referente a la naturaleza y los seres humanos, y soñaba con poder interactuar con este medio ambiente más allá de lo que veían sus ojos y las demás personas; era muy curioso, porque a él le encantaba quedarse horas hablando con las flores del hermoso jardín que su abuelita tenía en el gran patio de su casa; un día vio que ellas le respondían, porque notaba que las plantas se ponían más lindas, de un verde más intenso y el color de sus flores era tan intenso que casi brillaban; así que después llevaba su IPod y les ponía música, y veía que con esas melodías las flores hacían una leve danza, corrió a donde su abuelita y le contó lo que había sucedido; nadie le creía, pero sin embargo él sabía que algo lindo estaba pasando.

Cierto día, estando en el patio, escucho el murmullo de una leve voz, las plantas y árboles que había él patio se sacudían con más fuerza.

-y se preguntó- ¿Qué estará pasando?

-cuando una leve voz le dijo- ¡no te asustes!  Somos tus amigas, somos las hadas, los elfos y las ninfas, y somos los encargados de cuidar el aire, las plantas, el agua y todos los recursos naturales del planeta…

A él eso lo hizo muy feliz,  y tenía tantas cosas que preguntarles, que empezaron una agradable conversación, tanto que no era consciente del tiempo a su alrededor,

-de pronto ellos le dijeron- ¡oye! ¿Quieres venir a nuestro mundo mágico?

-Y él dijo- ¡¡Claro!! Claro que sí, ¿porque se habían demorado tanto en invitarme?

-¡Pero ven! síguenos – contestaron ellos.

Y así fue. Todo era tan hermoso, tan deslumbrante; él estaba maravillado, era ese mundo de fantasía que él siempre se había imaginado, ¡él no sabía que eso existiera! Allá descubrió cosas asombrosas, y el modo en que vivían estos seres era tan lleno de luz, de amor, de paz, tan respetuoso, tan armónico todo; les gustaba bailar; había cosas de cristal, de oro, de plata…

-De pronto ellos le dijeron- oye, cuéntanos cómo es tu mundo, ¿nos puedes invitar?

Él les contó triste que en su mundo, las personas solo  se interesaban por cosas muy banales, que tenían muchas malas costumbres y que eso a él lo entristecía.

-Y ellos preguntaron-  ¿Qué cosas son?

-Él les respondió-  pues ellos creen que salir de rumba, estar a la moda y que tener algún vicio o pertenecer a alguna tribu urbana, eso los hace importantes, o que si tú quieres tener más poder que otro debes matar.

-Ellos le respondieron- ¡¡¡pero si eso suena horrorífico!!! Si quieres, podemos ayudarte. Mira, toma esta pequeña caja- colocaron sobre sus manos una pequeña caja blanca con un lazo azul-  contiene tres señores valores: Respeto, Tolerancia  y prudencia; con cada persona que te vayas cruzando, le vas a regalar un poquito de cada uno, y así puedes ayudar a muchas personas. Y queremos acompañarte en tu travesía.

Ellas le enseñaron al niño como tenía que regalar los tres señores valores, así, cada persona con la que se cruzaban, le decían que tendiera las palmas de sus manos, allí esparcían un poco de cada valor, y las personas resplandecían con una luz tan potente, que se confundía con la luz del día; con cada persona a la que le regalaban los valores  las plantas se ponían más bonitas y esplendorosas.

Laura Cárdenas, 7º Grado, Centro Educativo Paulo Freire

Las Escamas del Dragón

En un lejano pueblo de un bosque encantado en la época de reyes y reinas, se creía que había un mal que acechaba a todos los pueblerinos, había una vieja leyenda que decía que un gran mal acechaba a Clondaikville (nuestro pueblo sobre el cual se alza esta historia), se decía que había un dragón llamado Harmidor, y la única manera de matarle era con una escama de su padre, que siempre llevaba colgada de su cuello, pero todos los que iban a realizar tal empresa no volvían para contarlo, en aquella villa vivía un joven al cual todos le apodaron el pequeño cobarde ya que todos los jóvenes de su edad se habían ido a realizar la peligrosa empresa, pero solo él no había querido ir, pero lo que la gente no sabía era que su madre Anna, se encontraba realmente enferma, el nombre de aquel joven caballero era Peter.

A Peter no le gustaba que lo tratasen de aquella forma (aquí entre nos a quien le gustaría), la edad de nuestro caballero se alzaba entre los 17 y los 20, su padre lamentable mente había fallecido cuando teína 8, tenía una hermana menor llamada Aní Elisabeth la cual falleció   a causa de una fuerte viruela que afectaba en aquellos días, su madre también estaba enferma a causa de la misma epidemia.

Pero bueno ahora si les voy a relatar la historia de nuestro dulce y apuesto caballero, un día como cualquier otro se levantó a las 4 am, a revisar el estado de su madre, pero no la encontró en cama, de repente vio algo gigantesco que se iba rápida mente, decidió seguirlo para ver que era se dio cuenta de que las leyendas eran todas ciertas pero el gran dragón se había llevado a su madre no lo soporto y siguió al gigantesco dragón a su cueva.

Cuando llego a la cueva se dio cuenta que no era una cueva sino un castillo, todo la gente que vivía en aquel castillo y los que se habían ido a realizar la empresa estaban bajo un hechizo del dragón, todos tenían los ojos abiertos y respiraban pero no se movían ni hacían ningún gesto, vio también a él rey y a la reina de aquel castillo, y a su lado una dulce señorita de pelo castaño y ojos de un verde fuerte y profundo, el color de su piel era tan blanca y delicada como la nieve (en realidad era muy parecida a nuestro joven caballero), y en su hermoso cabello castaño justo en sima de el había una hermosísima corona de oro con un piedra de un color muy extraño era un color, que nadie nunca en su pueblo había visto.

De repente vio algo que lo dejo perplejo, era su padre (no sabemos su nombre por eso es que en esta historia no lo relatamos), en ese preciso instante de admiración y perplejidad, su madre dio un horroroso grito de espanto.

En un momento de coraje cogió la daga que siempre su padre tenía en el bolsillo y comenzó a escalar el inmenso dragón, lo más extraño que en ese preciso instante lo que le pasaba en la mente era: ¿este extraño ser místico no siente dolor?, pues estoy escalando por encima de el con una daga y no se mueve (pero la verdad es que la daga de su padre era de cobre y los dragones no sienten ni, huelen el cobre).

Logro llegar hasta el cuello del dragón y coger la escama pero en ese momento el dragón olio el olor a granja de nuestro héroe, y se desenfreno una lucha.

Pero un mal movimiento de dragón hicieron que la escama le atravesara el corazón, se desplomó en el piso, y el hechizo quedo anulado de inmediato todos se empezaron a mover y a gritar, hasta que se dieron cuenta de que el dragón estaba muerto y todos le quisieron agradecer al que les salvo la vida, al darse cuenta que era un campesino que vivía en una granja y que era aquel quienes sus amigos le decían pequeño cobarde, se sonrojaron y le pidieron disculpas.

Y como se convirtió en rey, esa, ya es otra historia.

Samantha Sarai Galvis Malkum, 7° grado, Centro Educativo Paulo Freire

Mi prehistoria

Había una vez dos tribus una se llamaba los Colorodonte y la otra se llamaba los Riverotrex, y cada tribu tenía sus descendientes, de la tribu de los Colorodonte, las Primodopolas, y de la tribu de los Riverotrex, los Primodopolos, cada tribu vivía en paz y armonía excepto por… La temible Lalatrovosaurus, que todo lo destroza a su paso, y el temor de las aves Ninodientes de sable, un monstro que todo lo devoraba.

Los patriarcas de las tribus decidieron ir en busca de ellos y capturarlos, pero sus hijos no querían eso, así que se reunieron a escondidas de sus padres , para salvar las criaturas, sabían que debían hacerlo a escondidas , entonces idearon un plan, aunque sonara loco, ellos decidieron domesticarlos, las Primodopolas, hicieron comida, y ropa para el viaje, y los Primodopolos, hicieron herramientas, y un mapa, para, llegar a las cavernas de la oscuridad, donde las criaturas vivían debían de pasar el rio negro, y después las montañas heladas, entonces salieron en sus tortuveloces, y sus caracoles relámpago, al llegar al rio negro era obligación pasar nadando pero la primodopola menor la Pequeña Melissa no sabía nadar, así que el primodopolo, mayor el Gran Diego, construyó una canoa, con la ayuda de su hermano menor, el Hábil Sergio y su hermano mediano, el Ingenioso Oscar, mientras la primodopola mayor, la Virtuosa Gabriela , tranquilizaba a su hermanita.

Después de pasar el río llegaron a una montaña donde acamparon, a la mañana siguiente en la aldea los padres desesperados salieron a buscar a sus hijos, en sus velociraptors, mientras tanto en el campamento los jóvenes, ya estaban recogiendo todo y partieron, estaban coronando la montaña, cuando se desato una terrrrrrrrrrrible ¡¡¡AVALANCHA!!! Grito, la Pequeña Melissa, todos empezaron a correr pero la avalancha era muy fuerte, cuando la avalancha ya les pisaba los talones, Melissa despertó, y se dio cuenta de que todo era un sueño, así que Melisa acomodo su almohada, cogió su osito de peluche, y se quedó dormida.

Melissa Colorado Origua, 6º Grado, Centro Educativo Paulo Freire

La Vida y los Valores

En un lugar no muy lejano donde vivían todos los valores y virtudes del ser humano, donde reinaba el amor, y la alegría era su mayor acompañante, en un mundo en donde no existía la guerra y donde todos se respetaban; en aquel lugar vivía una persona que nunca quiso encajar en ese mundo, su nombre era tristeza, él nunca estaba feliz con nada, él quería vivir en su planeta vecino la tierra, en donde en vez de reinar el amor, lo hacia el desamor, en vez de la paz hacían la guerra, en vez de respeto se golpeaban y de su boca salían unas palabras impronunciables, allí en ese mundo tan caótico vivían los seres humanos.

Un día la tristeza que como siempre estaba triste le dijo a su mejor amigo la honestidad que jamás mentía, sabes honestidad estoy tan aburrido en este mundo, aquí todo el tiempo son sonrisas, abrazos, el amor y sus discursos, creo que voy a escapar, voy a viajar al planeta tierra; la honestidad respondió, No te voy a mentir tristeza yo no me iría a ese mundo, no vez todas las cosas malas que allí se viven, no ves todos esos antivalores ellos te podrían herir; la tristeza contesto eso no importa prefiero eso que aguantarme los discursos del amor.

Al día siguiente la tristeza partió a su viaje, la honestidad al verlo le dijo, oye tristeza espérame yo te acompaño, no te vayas, déjame ir contigo, la tristeza sorprendida, respondía, ¿enserio quieres acompañarme a este viaje tan peligroso?, la honestidad dijo, te voy hacer honesta, eres mi mejor amiga, los valores nunca abandonamos un amigo.

La honestidad y la tristeza partieron en busca del planeta tierra, cuando llegaron se quedaron sorprendidos, ¡qué mundo tan destruido!, tan opaco, No sale el sol Pregunto la tristeza; un niño que estaba cerca dijo, no el sol ya no sale, se ha cansado de nuestro egoísmo, de nuestro maltrato y decidió marcharse.

Un día la honestidad vio dos jóvenes peleándose y golpeándose por un simple juego, la honestidad interrumpió la pelea con su dulce voz, niños, niños, ¿Por qué se pelean?, Uno de los jóvenes respondió este tonto hiso trampa, yo gane y robo mi carta diciendo que había sido el ganador, la Honestidad soltó una carcajada y dijo por eso es tan peleando, pero si pueden solucionar ese problema dialogando, tú le puedes explicar a tu amigo que está mal lo que hiso y así no se pelean y se tratan con respeto, gracias honestidad, muchas gracias por tu consejo, lo que pasa es que en este planeta nosotros los seres humanos nos falta saber utilizar una herramienta muy importante llamada empatía, se nos ha olvidado entender a los demás, entender sus sentimientos, hemos dejado atrás todas las cosas buenas que se nos ha enseñado, porque nos ha dado perece aplicarlas; qué bueno que les sirva de algo mis enseñanzas, dijo la honestidad.

Cuando la honestidad paseaba por la calle vio a la tristeza peleando y siendo agredida por los antivalores, la honestidad corrió a socorrer a la tristeza, los antivalores trataron de golpear a la honestidad, pero esta los detuvo y les dijo, ustedes son los que han entrado a los corazones de los seres humanos, ustedes son los que han hecho que el sol se oculte, acaso se les ha olvidado la importancia de la vida, tu desamor, si solo te dieras cuenta de tu importancia como valor, si solo dejaras esa parte mala te llamarías amor, que palabra tan bella no te parece. Los seres humanos sean ocupados tanto en verse bellos, en el dinero, en la codicia, en su gran ego, que se les ha olvidado que están acabando con el planeta.

En ese momento un ave blanca escuchaba todo lo que la honestidad decía, Era Dios en forma de ave el cual se dio cuenta que en el planeta tierra todavía existían personas razonables, corrió a buscar ayuda de los otros valores, el más sabio de todos el amor contesto, hola padre creador, hola Dios todo poderoso, en que te puedo ayudar, en el planeta tierra está la honestidad y la tristeza luchando por salvar a los seres humanos, los valores corrieron armados con espadas de fe, escudos de valentía y muchas cosas más cuando llegaron al planeta tierra vieron a la tristeza moribunda y a la honestidad tirada en el suelo, los valores preguntaron, ¿qué sucedió?, honestidad despierta, despierta, la honestidad se levantó y corrió hacia la tristeza, le dijo levántate amiga mía, de sus ojos salieron unas lágrimas transparentes que de ellas salía un perfume de amor, una pisca de felicidad, y una gran gota de tristeza, la tristeza se levantó y dijo, si vez porque me necesitan en el mundo, porque gracias a mi el espíritu despierta y se da cuenta que alguien necesita de su ayuda, todos los valores y también la tristeza corrieron a luchar destruyendo así a los antivalores, porque un solo valor no puede destruir la mayor desgracia del hombre, la venda que tapa sus ojos de la realidad, los valores lograron que el hombre viera el daño que le hicieron al mundo, todos lloraron, y arrepentidos rogaron a Dios para que salvara su mundo, como por arte de magia, salió el sol, fluyo un manantial de agua que llenaba al mundo de alegría, del suelo brotaron semillas, que crecieron convirtiéndose en árboles y flores de mil colores, y los valores todos felices volvieron a los corazones del ser humano, la tristeza aprendió que en el mundo se necesita de su ayuda, para que las personas se den cuenta por medio de las lágrimas que brotan de su alma de lo que los está afectando, desde ahora los seres humanos conviven con los valores en un solo mundo donde todos hasta la tristeza son felices.

Emilyn Buitrago Moreno, 6º Grado, Centro Educativo paulo Freire

El Rey Calcetino

En lugar muy lejano vivía un rey llamado calcetíno, un día el rey calcetín mando a llamar a todos los jóvenes apuestos del reino calcetín, porque el rey necesitaba conseguirle esposo a su hija calcetinita. A calcetinita le gustaban los calcetines rosados y todo lo que fuera rosado.

En lugar muy lejano vivía un rey llamado calcetíno, un día el rey calcetín mando a llamar a todos los jóvenes apuestos del reino calcetín, porque el rey necesitaba conseguirle esposo a su hija calcetinita. A calcetinita le gustaban los calcetines rosados y todo lo que fuera rosado.

En el transcurso de la semana la mayoría de jóvenes tenían el mejor calcetín rosa para la princesa, pero un muchacho no tenía un calcetín rosa, tenía un calcetín violeta, Puesto que en las tiendas de telas de todo el reino no había tela rosa.

Cuando llego el gran día en que el rey iba a evaluar los calcetines, el chico del calcetín violeta estaba decepcionado, ya que el calcetín que tenía que presentar debía ser rosa ….

Después de que todos presentaron su calcetín, llego el momento de que aquel muchacho presentara su calcetín el rey .

El rey dijo: ¡cómo es posible que tú me hallas traído un calcetín violeta y no rosa!

El joven dijo: Majestad la verdad cuando fui a comprar la tela para hacer el calcetín no había de color rosa busque y busque y no encontré así que hice esta calceta para presentar algo, se que su hija no va a ser mi esposa porque mi calcetín no fue rosa.

¡Equivocado estas! Dijo el rey.

El joven asombrado le pregunto ¿Por qué?

El rey dijo: no había tela rosa en ninguna tienda fuera o dentro del reino, tu hiciste el calcetín en cambio los demás lo compraron.

“El amor de mi hija no se compra se gana, se crea. “

El joven quedo muy confuso y le dijo al rey: que significa esto.

El rey le respondió: Tú serás el esposo de mi hija.

¿Por qué?

Porque te arriesgaste, pero fuiste honesto.

Natallie Elizabeth Pérez Giraldo, 5º Grado, Centro Educativo Paulo Freire

Pepe y las estrellas Doradas de Sara

Un bello día de verano en las montañas altas de Suramérica en la parte baja de una meseta había una casa casi desplomada con el techo de paja, los muros de madera mojada y el suelo de tierra en aquel pequeño hogar Vivian tres personas Camilo, pepe y Sara ellos no Vivian entre lujos ni comodidades Camilo era el padre de la familia y hacia grandes esfuerzos laborales para que los tres vivieran felices Sara era la esposa de Camilo ella al igual que su amado trabajaba de forma dura y es forzosa solo para que ella y sus familiares fueran felices, pepe es el hijo de Camilo y Sara sus trabajos eran principal mente recoger agua del río e ir al pueblo a vender jarrones que hacia su madre con arcilla que recolectaba la misma. Pepe un día como cualquiera iba a recoger agua al río pero en el río debajo de una roca encontró algo resplandeciente al instante supo que era oro y se puso muy feliz el dijo – Yupi!!!!! Encontré oro – el oro en el lugar donde vivía era muy preciado y el valor de una sola moneda era mucho pepe siguió hablando y dijo – con este oro podre por fin comprar una casa en el pueblo y ya no viviremos en la suela de esa meseta debo mostrárselo a mi mamá y papá – Pepe corrió de forma muy rápida salto rocas raíces y arbustos pero lastimosamente no vio y se cayó, de forma milagrosa no soltó el oro pero un pajarito estaba en frente de él mientras estaba en el suelo y se lo arrebato de las mano con el pico pensando que era una semilla muy grande – !!!!!!OYE¡¡¡ – grito Pepe el pájaro se asusto por el grito de pepe y salió volando aterrorizado con el oro en su boca pepe lo persiguió e intento recuperar el valioso objeto que el ave le había hurtado el ave estaba cansada de tanto volar al escapar de pepe y soltó el oro pero de lastima no fue en las manos del niño Si no en la cascada cercana a la casa de el ,   El pobre de Pepe estaba devastado y fue a decirle a su mamá cuando de repente la tierra empezó a temblar la mamá de pepe ósea Sara le dijo que viniera rápido que había un derrumbe del otro lado de la meseta y todo se iba a venir abajo pepe corrió lo más rápido que pudo pero una piedra de tamaño mediano le atrapo el pie su madre rápida mente fue a ayudarlo quitándole la roca que atrapo el pie de su hijo pero una piedra de tamaño colosal estaba a punto de caer encima de pepe y Sara, Sara pudo liberar a pepe pero la gran piedra estaba por caer encima de los dos pepe tenía su pierna lastimada y no podía ir rápido si pepe intentaba huir no lo lograría por el dolor de su pierna Sara sabia exactamente que hacer por más triste que fuera era la última opción Sara lanzo a pepe lejos de la roca la cual ya estaba cayendo justo donde Sara pepe estaba muy triste y empezó a llorar su padre no sabía nada ya que él había ido al pueblo a comprar un poco de pan pepe se desmallo por el dolor y la pena, cuando despertó estaba en su caballa con su padre pepe al ver la cara de su padre noto que ya se había entortado de la noticia y le dijo a pepe – Tranquilo pepe todo va a estar bien – días después de la muerte de la madre de pepe el niño logro encontrar una pequeña fuente de minerales que servían para hacer decoraciones en los jarrones que ahora le tocaban hacer a pepe que por cierto ya tenía 7 años. Una noche Pepe no podía dormir escuchaba una voz que le decía     – Pepe cuando amanezca debes ir a la punta de la meseta- a la mañana siguiente pepe tomo por decisión obedecer a la voz que le hablo a tardes horas de la noche el niño fue a la cima de la meseta la cual una parte ya estaba destruida por el derrumbe de hace unos años minutos después de subir ahí oyó un ruido que venía de unas rocas cercanas Pepe vio que era un pequeño alce al cual una piedra le había aplastado la pata, el niño lo libero y el alce pudo irse gracias a Pepe de repente el oyó la misma voz de anoche y esta vez dijo- Pepe mi amado hijo soy yo tu amada madre Sara perdón por no saludarte anoche y solo decirte que vinieras aquí es que en los lugares altos es que te puedo ver y oír mejor- pepe dijo- Ma, ma,ma,ma, Ma Madre- El pequeño pepe estaba atónito luego Sara le respondió – Así es pepe soy yo Sara tu madre necesito que vayas a la cima de la montaña más alta de esta zona me refiero a la montaña Gabó ahí podre decirte cosas que tal vez no pude mientras estaba con tigo y también te daré una sorpresa-.

Pepe paso días preparándose para su viaje su padre estaba en otro bosque lejano buscando mejor material para sus objetos y su choza la cual ya casi se desplomaba el muchacho salió de la choza y fue hacia la cima de la montaña Gabó. Paso por inmensos ríos grandes rocas y valles enormes la montaña era inmensa la cima no se podía ver pero Pepe no se rindió y siguió subiendo y subió hasta que por fin logro llegar a la cima a los pocos minutos de llegar oyó exactamente la misma voz de la persona que había afirmado ser su madre en el pasado y le dijo – que bueno que has llegado hijo mío te he estado esperando muchas gracias por venir escúchame lo que te quería decir era que yo soy un ángel yo baje a la tierra a tener y criar un hijo y un heredero que pudiera amar y querer también un esposo que me acompañara en las buenas y las malas – Pepe no tenia habla no podía creer que su madre fuera un ángel después de que su madre afirmarse ser un ángel se manifestó una enorme nube exactamente igual a Sara la madre ángel de Pepe su madre dijo – Pepe yo te estoy diciendo esto porque vi cuando ayudaste a ese alce cuando te hable a media noche era solo porque quería hablarte y ver a mi hijo pero ahora as demostrado ser digno de conocer mi secreto ahora te daré la sorpresa acordada veras como ángel soy el guardián de las tres estrellas doradas hoy te daré un poco de alguna de ellas la razón de que te dije que subieras la montaña más alta era para que pudieras alcanzar las estrellas doradas- Pepe arranco un trozo de una de las estrellas doradas de su madre Sara y pepe al ver el trozo en su mano vio que se transformo en miles de monedas de oro su madre lo abrazo y llevo a la suela de la montaña y dijo- Pepe yo siempre te Amare- y su madre desapareció en el cielo días después pepe compro una casa en el pueblo era muy grande y bonita su padre y el estaban muy felices el resto de las monedas de oro se las dieron a los más necesitados Pepe le conto su aventura a su padre y Todos Vivieron Felices por Siempre.

Vincent Arturo Rolong Márquez, 4º Grado, Centro Educativo Paulo Freire

Mi Despertar. . . Un cuento de verdad

Son las seis de la mañana como todos los días la levantada temprano. Mi mami ha programado el televisor para que me despierte pero es imposible a la primera y nuevamente doy la vuelta y sigo dormida.

Luego la segunda parte mi mami me da “picos” y me dice:

-Hija levántate ya casi es hora. Y yo le respondo:

-Mami todavía no falta cinco minutos.

Me responde:

-Okay. Pero cinco minutos.

Y son los mejores cinco minutos del día.

La tercera parte es cuando al oído me dice mi mami:

-Hija ya pasaron los cinco minutos.

Salir de la cama es todo un martirio, las almohadas, la cobija siempre están calienticos.. y… sobretodo… la pereza… esa que nos cierra los ojos y no nos deja levantar.

Entonces es cuando siento algo suave y peludo con ojos grandes y orejas grandes es Blanca –ella es mi mascota una perrita cocker, ha saltado a la cama y con su lengua me lame y así toca levantarme antes que me regañe mi mami porque las mascotas no deben subir a la cama.

Una vocecita en mi cabeza me dice:

– “pero… animo ¡Linda adelante! Tu puedes” -y salgo de la cama de un salto…

Y ahora a la ducha, la lavada de los dientes y vestirme. La peinada esa sí…le toca a mi mami; tengo mi cabello liso largo y abundante poco se me enreda pero cuando se enreda eso si le toca a mi mami. Mis dientes son blancos son hermosos y brillantes me siento muy orgullosa pues hasta ahora o he tenido nunca caries Y por ellos el Ratón Pérez por cada diente que se me ha caído me traído u billete como de veinte mil me lo ha dejado en un cofre del tesoro en donde yo por la noche se los he dejado y él por noche me ha dejado mi dinero mágicamente doblado en el cofre Yo lo he encontrado y gritado y saltado de alegría por la sorpresa de tener mucha plata para ir al centro comercial y comprar lo que yo quiero

La última vez me compre unos chicles, un frasco de chocolate con nueces, cuatro paquetes de maíz pira para hacer palomitas de maíz en el microondas y un paquete grande de cereal Yo me sentí en esa compra millonaria

Después el desayuno un rico café con arepa., quesito de untar eso sí. Es el desayuno él que hace que la levantada valga la pena.

Mi mami prepara el desayuno y cocina rico ella es bonita, tiene ojos hermosos como de ternura una orejas lindas una boca que da ricos besos es un poquito gorda pero ahí está bajando de peso El día que más me gusta lo que cocina es el domingo que es el día de las pastas. Me gustan rojas con la salsa que me gusta y con las hojas mágicas y los ingredientes especiales que hace que sean los espaguetis más ricos de todo el mundo

“Buenos días agüe“ -me oigo decir- cuando entro a la habitación de mi abuelita Marina, ella está recién operada de la cadera y por eso ahora no camina mucho. Dentro de dos meses dice que le operan la rodilla para que nuevamente pueda caminar.

Mi abuelita me responde:

–Buenos días nena. Ya desayuno? Estas preciosa Recójase ese pelo porque está haciendo mucho calor

Mi abuelita siempre me dice lo mismo vivimos en una casa en Santa Marta y por estos días ha hecho mucho calor El clima esta terrible en ocasiones nos bañamos hasta tres veces e el día

Ahora si ya estoy lista para iniciar mi día Desde mi despertar Blanca me acompaña va moviendo su colita y me dice “mami Buenos días” y yo ya la salude y ella con sus ojitos me ha seguido todo mi trayecto.

Mi despertar termina así y mis aventuras de hoy comienzan.

Que emoción. . .!

Linda Cristina Sánchez Utrera, 5º Grado, Centro Educativo Paulo Freire

Mi Planeta Sumby

! Les voy a contar el viaje que hice ayer al planeta sumby: Me puse mi traje espacial y partí en mi nave, de color azul; rumbo al planeta sumby, ¡era mi primera vez! Sentía mucha emoción. Ese planeta estaba justo detrás de Marte, ¡sí, allá estaba! era un planeta arcoíris de muchos colores, tenía 2 soles amarillos y dos lunas, ¡era fantástico

Cuando llegué vi un lugar lleno de color, los arboles eran de muchos colores, habían cascadas azules. Al pasar el sol por las cascadas formaban un lindo arcoíris….

Observé montañas verdes en forma de casas con puertas y ventanas, allí vivían, los sumbianos. Ellos eran seres de color morado, tenían 8 ojos, 10 piernas, 6 orejas, 1 boca. Dentro de sus casas era muy colorido, hermoso y fantástico

Luego, seguí explorando, vi un lago donde habían dinosaurios enormes y peces que brillaban, elefantes rosados, y vi mezclas de elefante con tiburón martillo, le llamaban: elefantillos, podían nadar y estar fuera del agua, y también una mezcla de anguila y talla x, le llamaban: anguitax, también habían sapitos y libélulas gigantes.

Eran los sumbianos extraterrestres muy unidos, se ayudaban mucho y tenían hijos, vivían en grupos.

Ellos se movilizaban con carros, que se le escondían las ruedas y se transformaban en botes y también podían volar.

Era un planeta fantástico, también necesitaban del oxigeno y podíamos respirar sin problemas

Podíamos cultivar semillas y crecían rapidísimo, planté unas semillas de manzana, feijoa, y ese mismo día pude comerlas !que rico!

Finalmente, tuve que regresar a mi casa, ¡fue una aventura magnífica! Me divertí mucho, espero volver, al planeta Sumby.

Juan Esteban Ardila Barajas, 2º Grado, Centro Educativo Paulo Freire